Por escándalo de corrupción en Brasil cayeron precios de la soja

El escándalo que envuelve al gobierno de Michel Temer en Brasil tuvo este jueves un fuerte correlato en el mercado de granos de Chicago, donde los precios de la soja y del maíz cayeron 3,2 y el 1,5%, respectivamente, al cierre de la jornada de negocios.

¿Qué tiene que ver la revelación del diario O’Globo sobre la existencia de grabaciones en las que el mandatario avaló el soborno de los dueños del mayor frigorífico del país, JBS, a Eduardo Cunha, ex presidente de la Cámara de Diputados, impulsor del impeachment a la ex mandataria Dilma Rousseff con la caída de los precios de los granos en el mercado de referencia global para estas materias primas? Mucho.

Ocurre que el escándalo político generó una fuerte devaluación del real frente al dólar (un 8,1%, al pasar la paridad de 3,134 a 3,389) y ello favorece notablemente la competitividad de las mercaderías exportables brasileñas, entre ellas los granos, dado que las vuelve más baratas para los compradores internacionales, al tiempo que incrementa la cantidad de reales que recibe el vendedor.

Este beneficio para los productores brasileños, generado en un hecho de corrupción del actual gobierno de Brasil, llega en un momento en que el país acaba de levantar su mayor cosecha histórica de soja, con 113 millones de toneladas, de los cuales unos 63 millones son el saldo exportable que ubica a Brasil como el primer proveedor mundial de la oleaginosa. De igual modo, ocurre en pleno desarrollo de una campaña de maíz que también se prevé récord histórico, con un volumen estimado para la cosecha en casi 93 millones de toneladas, de los cuales 26 millones deberán ser exportados por el segundo mayor abastecedor global del cereal.

Y tanto en soja como en maíz, las ventas de los agricultores brasileños están demoradas frente a los registros de 2016 y a los promedios históricos, justamente por la fortaleza que el real venía mostrando frente al dólar, que debilitaba los valores recibidos por los productores.

Entonces, hoy el debilitamiento de la moneda de Brasil lleva a los operadores de la Bolsa de Chicago a especular con ventas masivas de soja y de maíz brasileño, en detrimento de la posible colocación de estos productos por parte de los vendedores estadounidenses.

Esta percepción de los operadores se reflejó en las pizarras de Chicago, donde la posición julio de la soja cayó US$ 11,39 y quedó con un valor de 347,14 dólares por tonelada, en tanto que para el maíz el retroceso fue de US$ 2,16 sobre el contrato julio, que terminó la jornada con un precio de 144,09 dólares. En sintonía con estas bajas también retrocedieron las cotizaciones de la harina y del aceite de soja, y los valores del trigo.

Fuente: Diario La Nación de Buenos Aires